viernes, 24 de mayo de 2013

Cinnamon Rolls que no son de Dios.

AMAMOS EL PAN.

O por lo menos yo. Todo lo harinoso, dulce, no dulce, pero que tenga carbohidratos :) ¡Ñami!. Y tenía antojo de Cinnamon Rolls. Ya había hecho alguna vez, pero quería mejorar la receta y hacerla más saludable.

Recién hechos y con una pelota de helados de vainilla encima, no son de Dios y puedo dar fé de ello.

Y también déjenme decirles que esto de hacer pan no es tarea fácil. Lo que sí, es altamente recomendable para mujeres y hombres, pasados los 30 (o no), que quieran perder el miedo a saludar con camisa de tirantes.

¡Qué Yoga, qué Pilates, que Crossfit, qué Insanity ni qué nada!... Amasar pan, eso es lo insano y lo que te pondrá los brazos como boxeador. Porque esto de pegarle a la masa, no es para aficionados.

Entonces. Aquí les dejo la receta, primero del pan. Que luego con esto y cambiándole los ingredientes, se pueden hacer miles de recetas de panes, rollos con distintos rellenos, pizza... lo dejo a su creatividad.



EL PAN.

1 taza de leche templada (yo usé soya orgánica)

2 huevos orgánicos

1/3 taza de mantequilla derretida y pura de vaca

4 1/2 tazas de harina orgánica (puede ser integral o normal)

1 cucharadita de fleur de sal

1/2 taza de mascabado (para el pan dulce, si no con una cucharada)

2 1/2 cucharaditas de levadura instantánea


La leche se entibia un poco y se le pone la levadura. En un bowl se pone la harina en forma de volcán y se le hace un agujero en el medio, donde se irán poniendo la mantequilla, la leche tibia con la levadura y luego los huevos. Hasta aquí, parece un proyecto del kinder garden.


Se amasa hasta que quede pegajosa y elástica. Yo le tuve que ir poniendo más harina (como taza y media más), porque me quedó toda la masa pegada en las manos... más harina hasta que quede no tan pegajosa.

Se enharina otro bowl y se deja la masa reposar con un limpión encima y en un lugar tibio o que no le pegue aire fresco. A mi se me ocurrió encender el horno, abrirlo y dejar la masa sobre la puerta abierta del mismo. ¡Funciona! y en media hora la masa ya duplicó su tamaño.

¡Ahora sí!... En ésta esquina, la masa. En la otra esquina, tus brazos antes flácidos (sonido de cuerno medieval). ROUND 1.

Enharina una superficie plana, saca la masa... ¡Y AMASA!.





Benditos libros con los que nos educaban. ¿A quién se le habrá ocurrido que mamá amasaba la masa y papá leía el periódico?. La verdad que todos tendríamos pancito recién hecho de desayuno si lo hubieran planteado al revés desde un principio. La razón por la que no es tan común hacer pan, es porque es fuckin dura la bendita masa y se necesitan brazos de barón para hacerla.

ROUND 2. Sigue amasando, hasta que te duelan los brazos y comiences a sudar. Estírala, pégale, aplástala con un rodillo. La maldita se resiste, se encoje y tu la tienes que vencer, doblegar.

ROUND 3. Estírala más y forma un rectángulo con la masa. Un rectángulo, sí, escuchaste bien. Aunque antes fuera una bola de harina y lo lógico es que te quede un óvalo, necesitas un rectángulo para los Cinnamon Rolls. ¡Dale! ¿Ya tienes el rectángulo?.

¡Te dije que la receta no era de Dios! y no porque estuvieran demasiado ricos para ser buenos. Que también :)

Bueno, ya está bien de pelearte con la masa. Pero ahora, apúrate a preparar y ponerle el relleno, que la cabrona intentará volver a su forma de bolita tibia.

RELLENO.

1 taza de azúcar moreno (mascabado, piloncillo)

2 1/2 cucharadas de canela

1 cucharada de cacao en polvo (esto se lo agregué yo porque le faltaban calorías)

1/3 taza de mantequilla derretida

Yo le agregué un poco de granola orgánica, arándanos rojos y jalea de mora

Fleur de sal o sal gorda de mar

En otro bowl (¿cuántos bowls creen que tenemos los que escriben las recetas?) se revuelve la mantequilla derretida, con el azúcar, la cocoa y la canela.

Si aún la masa es un rectángulo, aplánala un poco más y pon por toda la superficie la mezcla anterior. Encima de todo, la granola, los arándanos y lo que quieras ponerle dentro. Espolvoréale encima la sal gorda y haz con toda la masa, un rollito bien apretado.

Al acabar, pellizca justo donde se junta el final del rollo, para que no se abra y corta el rollo en trozos de más o menos dos pulgadas o 3 dedos de ancho y ponlas en un pyrex enharinado previamente. Que queden un poquito separados unos de los otros, porque crecen.

Cuando están todos puestos en el molde, ponles a cada uno un chorrito de mantequilla derretida encima y un poquitín más de canela. ¡Y al horno se ha dicho!.

Se hornean más o menos 30 minutos y están listos para que repongas las calorías que perdiste haciéndolos.

¿Facíl verdad?... Pues NO!!, pero de que están de muerte, están de muerte.

*Hacer éste ejercicio 1 vez por semana, le dejará los brazos como los de Madonna ;)

CR








No hay comentarios:

Loading...

Datos personales

Mi foto
Bachillerato en Educación Media, Colegio El Rosario, San José, Costa Rica, 1999. Licenciatura en Diseño Gráfico, Universidad Véritas, San José, Costa Rica, 2004. Posgrado en Diseño y Dirección de Arte, ELISAVA, Barcelona 2008. Máster en Fashion Design, ELISAVA, Barcelona 2009. Cursos en Marketing de Moda y Cool Hunter, Escuela de la Dona, Barcelona 2010. Experiencia Laboral. McCannErickson Costa Rica, Dirección de Arte y copy. Julio 2003 a Febrero 2008. MRM, Barcelona, departamento de Arte. Abril 2008 a febrero 2010.