martes, 2 de noviembre de 2010

Chukines life by me.






Accesorios reciclados y realizados a mano. Hechos con historia.
¡Tu no escojes un Chukin, él Chukin te escoje a ti!



CHUKINES.
… y los niños perdieron la cabeza por ellos, pero llegó un día en que ellos la perdieron por los niños y ellos son los Chukines.

Los juguetes y más concretamente los muñecos son criaturas que nacen con una personalidad de serie, predefinida, planeada, pintada y escrita. Una vida de juego que estas criaturas se toman muy en serio para dar más vida a esas otras criaturas para quienes fueron concebidos: los niños.

Pero, ¿qué pasa cuando aquellos que tenían que encontrarlos después de haberlo hecho los desencuentran?

Y es en este desencuentro y nunca antes o después, cuando dichas criaturas se topan de bruces con su verdadera historia y se dan cuenta de que mucho antes de estar predestinados a ser un juguete roto, tal vez fueran pensados por no se sabe qué cabeza, pero alguna que ya sabía que acabarían convirtiéndose en Chuckines.



POLVO.
Los ahora chuckines pasaron del puesto privilegiado de la cama calientita a la repisa, de la repisa al cajón, del cajón al armario, del armario al desván, del desván a la bolsa.

En medio de ese viaje sin billete, los chuckines fueron encontrados por segunda vez, ya no por niños que juegan a ser adultos sino por peterpanes premenopáusicos e incomprendidos que intentan, igual que los Chuckines, sacarle partido al polvo de muchas horas de juegos e historias infantiles perdidas en el olvido.



TODO SE TRANSFORMA.
Pero ellos no temen perder la cabeza. Saben bien que el tiempo que antes les había condenado, será el que les transforme y les devuelva al puesto privilegiado de la repisa para ser exhibidos con la testa bien alta. Un altavoz coqueto y decapitado dispuesto a contar a todos aquellos que quieran verles y escucharles, las historias que han vivido y recordar con ellos aquellos tiempos pasados que no siempre fueron mejores, especialmente ahora que son vistos desde un marco decorativo.

Así nacieron los chuckines, pequeños perdedores que nacieron con el don del ojo chueco y la media sonrisa fortuita a medio camino de un llanto vestido con harapos rotos, ahora felizmente transformados en afortunadas criaturas de cabeza enmarcada.

ÉSTE NO ES EL FIN.



Textos y motivación satánicka: Nicko Nogués
Idea, dirección de arte y decapitación de muñequitos: Carolina Rivera.



Chukines en la pasarela y en el cyberespacio. Desfile 080 Barcelona. Bibian Blue.



Lost in Seila Sin H’s closet

No hay comentarios:

Loading...

Datos personales

Mi foto
Bachillerato en Educación Media, Colegio El Rosario, San José, Costa Rica, 1999. Licenciatura en Diseño Gráfico, Universidad Véritas, San José, Costa Rica, 2004. Posgrado en Diseño y Dirección de Arte, ELISAVA, Barcelona 2008. Máster en Fashion Design, ELISAVA, Barcelona 2009. Cursos en Marketing de Moda y Cool Hunter, Escuela de la Dona, Barcelona 2010. Experiencia Laboral. McCannErickson Costa Rica, Dirección de Arte y copy. Julio 2003 a Febrero 2008. MRM, Barcelona, departamento de Arte. Abril 2008 a febrero 2010.