martes, 30 de abril de 2013

¡Por fín!... los mentados Brownies con Romero.

EXPERIMENTANDO.

Algo que me gusta (aparte del chocolate, claro) es experimentar con la comida. Mezclar cosas que a simple vista dirías What? y que luego, cuando lo pruebas vuelves a decir Whaaat? :D

Eso pasó con la explosiva y deliciosa mezcla del Romero y el Chocolate Abuelita. Tengo la cocina con plantitas aromáticas, que aparte de decorar y dar mucha vida, nos permiten tener especias frescas a la mano. Y el descubrimiento del Chocolate Abuelita es reciente y encantador. Es un chocolate de mesa de estas latitudes.

Entonces. Los brownies ya los había hecho 3 veces, pero por fín creo que encontré el punto y la receta perfecta. ¡Ahora puedo compartirla!.

El nombre sería algo así como: BROWNIES ORGÁNICOS ABUELITA CON ROMERO

La receta original lleva:

1/2 taza de mantequilla pura de vaca

1 taza de azúcar moreno (o mascabado)

2 huevos orgánicos

1 chorrito de escencia de vainilla

1/2 taza de harina orgánica natural

1/2 taza de cocoa en polvo

1/4 cucharadita de fleur de sal

1/4 cucharadita de polvo de hornear


Yo le agregué:

Pizca de Sal, Canela, Pimienta y Romero de mi pequeño huerto  (a la mezcla seca) hace que queden especiaditos y deliciosos.

Nueces

4 trozos de Chocolate Abuelit

Fleur de sal (es como sal marina gruesa, pero orgánica y más pija, pipi o fresa). De esas cosas que te venden más caras por tener un nombre en francés. Aunque debo decir que es un éxito. En teoría es el primer brote de la sal, sin tratar. Eso si, es más salada que la media, así que con cuidado si la consiguen y si no, puede ser sal gorda de mar, también funciona.

OINK!!

¿Y CÓMO SE PREPARAN?

Precalentar el horno a 180º

Por un lado, derretí en un sartén a fuego bajo la mantequilla a la que luego (fuera del fuego) le agregué el azúcar y los huevos, junto con el chorrito de vainilla.

Se revuelve bien, hasta que quede una mezcla viscosa.

Aparte mezclé la harina con la cocoa en polvo, la pizca de sal, el polvo de hornear, la canela y la pimienta (al gusto) y el "Romero" (ingrediente estrella).

Vertí lentamente, mientras revolvía, la mezcla líquida a la seca y una vez integrados los ingredientes le agregué los cuadritos de Chocolate Abuelita (o chocolate de su gusto). Se revuelve un poco más hasta incorporar.


Se engrasa un molde (yo lo engraso con mantequilla y luego le espolvoreo cocoa con harina), se vierte la mezcla en el pyrex (que no alcance más de la mitad de la altura, ya que es mejor que queden delgaditos) y se le ponen encima los trocitos de nuéz picada. Luego se hunden un poco con un tenedor, para que no se quemen.



Se hornean 35 minutos a 180º. Eso del cuchillo seco no funciona mucho con los brownies, ya que si los quieren medio chiclocitos, nunca sale seco el cuchillo.

Cuando se saca (aún caliente) se le espolvoréa la Fleur de Sal (o sal gorda de mar) y un poco de Azúcar Moreno (créanme que el bitter-sweet es estupendo). Se dejan enfriar y se cortan en cubitos.

Fácil, rápido, delicioso... UNA BÓMBA DE CHOCOLATE.

Que lo disfruten tanto como yo y Nicko (son sus preferidos para desayunar).
 CR 





jueves, 25 de abril de 2013

Post pos-vacacional.

TORTILLA DE SPAGHETTI CON CHAMPIÑONES, ALBAHACA Y QUESO.

Mmmm!!! Después de varios días de vacaciones, con intoxicación de mariscos en medio, perder un Iphone en un estadio y recuperarlo al día siguiente y perder (sin recuperar) el vuelo de vuelta al DF ¡da gusto estar en casa! y da más gusto, volver a comer en casa... Que sí, que muy ricas las vacaciones y comer afuera (Tijuana un éxito, la comida también), pero la verdad la verdad, no hay como la camita de uno y la comida de la casa.

En fín. Que de regreso a las cucharas y a las mil cosas atrasadas, no es que no haya cocinado, si no que fué (los primeros días), más bien por salir del paso.

Y entre esas cosas sin gracia, hice una pasta con atún (no de las mejores que he hecho) pero lo que si salió (aparte de sosa), fué abundante... Siempre sobra. La pasta, como el arróz, las lentejas y los frijoles, se multiplican en la olla como por arte de magia.

Cuando uno dice, ¡¡si!! logré la medida exacta... hierve 15 minutos y... fock! la cagué otra vez.
Pero bueno, la pasta-gremlin que se reprodujo con el agua, sirvió para esta rica receta, que debo decir no es exactamente mía, ya que mi mamá nos hacía algo similar, con salsa rosada encima, cuando estábamos peques. Supongo que también le pasaba lo de la pasta-gremling.


Sin más preámbulo... SE NECESITA:

Pasta gremlin (spaghetti, pero se puede incursionar con otro tipo de pasta), o si sabes calcular, puedes hacer pasta solo para la tortilla :p (la pasta se cocina sin más, con un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal, hasta que esté al dente).

Champiñones.

Albahaca fresca.

Queso mozzarela.

3 huevos.

Cebolla.

Mantequilla.

Sal, pimienta al gusto.



Y ES MUY FÁCIL.

Pones un poco de mantequilla en un sartén, junto con la cebolla picada y la albahaca fresca (guárdate un poco para el final).

Luego, los champis se lavan y secan (Si! aquí otro TIP para los champiñones perfectos: se cocinan secos) y se ponen a dorar en la mantequilla con cebolla y albahaca.

Aparte (que se escribe junto), se separan las yemas de las claras de los 3 huevos y se baten las claras a punto de nieve. Una vez están espumosas, se le incorporan de forma envolvente las yemas y seguidamente, la pasta, los champis con la mantequilla, el queso en trocitos, la albahaca fresca que te sobró, sal y pimienta.

Revuelves bien, machucando un poco la pasta con el mismo tenedor, cortándola un poco (es mejor que no quede el spaghetti super largo), hasta que quede todo bien mezclado.

En el mismo sartén con un poco de aceite, viertes todo el mejunge. Cocinas a fuego lento, tapado, para que no quede crudo al centro.

En unos 10 min., levantas un poco la tortilla para ver si está doradita. Si lo está, aquí viene La Pirueta de la Receta. Con un plato plano, lo pones sobre el sartén y le dás vuelta al sartén para que caiga la tortilla en el plato. Hay que hacerlo con cuidado, porque aún está caldoso y caliente.

Regresas la mezcla al sartén, deslizando la tortilla por el plato, para que se cocine por el otro lado, unos 10 min. más hasta que esté doradita.

El chiste es que no se seque mucho tampoco, porque la pasta quedaría muy seca...
And this is it!!

Una variante raruna de la tortilla española, para acabar con la pasta-gremlin que te sobra y acompañada por ensaladita, de lo que te guste.

Buen Provecho!!
CR




miércoles, 10 de abril de 2013

Pasta de Té Verde.

¡NO BUENO!

Que mal que vuelva a decir lo bien que me quedan las cosas. ¿Si queda muy mal me lo dicen, eh? Pero es que me sorprendo a mi misma. He de aceptar que en foto "casi todo" se ve bonito, pero aveces te quedan mejor unas cosas que otras... PERO ESTA... ESTA pasta me quedo espectacular, no, lo siguiente. Y que no soy yo una chica de pastas.

En fín, que para variar, vengo de hacer mil vueltas, abro la despensa ya justito a las 2.30 de la tarde. ¡Qué hambre! y lo que hay, un paquete abierto ya de pasta. Simplona, ni siquiera de la que es de tornillitos :(

Bueno... Averiguemos que nos depara nuestro querido refri. ¡¡SORPRESA!! Si parece mi tierra, PURO VERDE. Así que se me ocurrió hacer una pasta verde.

ENTONCES. Les voy a contar lo que encontré en mi refri.

Espinacas. Orgánicas que compré en la feriecita del parque Río de Janeiro de los Domingos ^_^ Un éxito esa feria orgánica, para los que no han ido.

Apio. Que nos sobró a Gala y a mi del Gazpacho de menta ^_^

Chile verde, o pimiento, que llaman. Pero verde.

Aceitunas. Bien majas y grandotas.

Orégano. Qué por suerte es verde también.

Albahaca fresca. Verde que te quiero verde.

Y aquí lo bizarro Té Verde. Si, té hervido que tenía ahí para tomar. Últimamente estoy un poco fanática del té verde y me preparo un montón por la mañana y voy tomando durante el día.

Un poco de Leche de Almendra. No tomo de vaca, entonces era la que tenía. ¡Un plus!

Ajo y cebolla. Que no son verdes, ya sé :( ¡Hay pero si los hubieran verdes! Porque cebolla morada ya hay ;)

Mantequilla, Sal y pimienta al gusto.




MIENTRAS SE HIERVE LA PASTA. Pongo en una olla bajita la maldita cebolla blanca y el ajo ^_^ únicos seres albinos del plato, junto con la mantequilla.

Una vez estén cristalizados, les pongo el pimiento verde y el apio.

Como son más duritos, se les deja un rato más, a fuego lento para que no se nos queme la cebolla. Que trás de blanca, quemada, ya sería demasiado.

Luego, se pica la espinaca y se pone a la olla, junto con unas ojitas de la albahaca fresca, que en un principo era decorativa, pero nos la hemos ido comiendo.

Al final y picadas también, las aceitunas, joer!!

Se revuelve todo y se tapa un poquito para que se cocine con el vapor (aquí va dato de la abuela: la espinaca si se hierve poco, conserva más sus vitaminas) para luego agregar un poco de té verde.

No calculé exactamente cuanto té le puse, pero un buen chorro. También un buen chorro de leche de almendra y las especies (pimienta y orégano).

Dejé hervir un rato todo y le puse la sal. Tengo la maña de salar todo al final, porque siento que si no tarda más en cocinarse.

Y bueno, cuando todo olía deli y la salsa había hervido un rato, pensé que me hubiera encantado tener una licuadora, claro... porque no tengo. Porque la salsa licuadita, pues hubiera quedado mejor.

Pero como de la necesidad sale la creatividad, se me ocurrió utilizar un molcajete bello y hermoso que compré un día de estos a un señor que pasaba. Es un mortero, para los mortales :) pero de piedra volcánica y de descendencia prehispánica. Así que puse ahí todo y lo machuqué con la piedra.





El resultado no pudo ser mejor. Porque no quedó licuada, si no macerada, con pedacitos de todo y muy cremosa.

¡Y YA ESTÁ!. Se sirve la pasta (que quede al dente, no blanducha) que fué hervida con un poco de aceite de oliva y sal. Y luego le puse encima la salsa verde y queso parmesano.

Quiero repetir plato. Chao.

CR



lunes, 8 de abril de 2013

Gazpacho a la Gala & Caro. Con Menta y Aguacate.

MUY BUENOS Y SOLEADITOS DÍAS.

El día de ayer vino mi amiga Gala. Teníamos pendiente un café desde hacía meses y el supuesto café se transformó en comida y la comida en un ¿porqué no hacemos gazpacho tía?. Genial idea de Gala para acompañar el soleadito domingo que hacía.

Aunque entre que nos poníamos al corriente de todo lo que había sucedido desde que no nos veíamos y el chismorreo de por medio, el sol se fué, se puso frío y hasta comenzó a llover.

Aún así, el gazpacho sentó de maravilla, entre micheladas y bla, bla, blás.

Aquí la receta de ésta sencilla, nutritiva y deliciosa sopa andaluza, llamada gazpacho.

Para los que somos nativos de éste continente, es una bebida-comida a la cual hay que darle una segunda oportunidad o aveces hasta una tercera. Es raro comerse una sopa fría, pero una vez se le encuentra el gusto, es difícil de olvidar.


Y LLEVA.

Tomates. Nosotras le pusimos a un pichel de licuadora, unos 5 (pequeños) cortados en 4.

Pepino. Para el mismo pichel, medio pepino sin piel o cáscara. Se puede reemplazar por melón. Mmmm! Queda buenísimo.

Cebolla. Al gusto, en trocitos medianos.

Dos ajos. Pelados y sin el rabillo del medio, para que no repita (osea, no andar eruptando ajo todo el día ;)

Una ramita y media de apio.

Pimiento o chile dulce. Puede ser rojo y verde o solo uno de los dos. Unas cuantas tiritas o en cuadritos.

Aceite de oliva extra virgen. Un buen chorro.

Un poco de vinagre de módena o balsámico.

Una ramita de menta (este ingrediente no lo lleva la tradicional, pero es mi aporte a la causa :).

Medio aguacate (tampoco lo lleva la receta original, pero es un excelente aliado).

Sal y pimienta al gusto.

Una pizca de azúcar. Para contrarestar el ácido.

El jugo de 2 limónes ácidos.

Trocitos de pan tostado. Mejor si son sobros maravillosos y crocantes :) Tanto para la mezcla como para ponerle encima, una vez ya servida.

Aguacate. Un par de tiritas en cada plato, una vez ya esté servido el gazpacho. Este ingrediente no se licúa.


Y TAN FÁCIL COMO APRETAR EL BOTÓN DE LA LICUADORA.

A mi me gusta que quede especita, pero depende del gusto, se le puede agregar un poco de agua.
Hay quién prefiere colarla luego, porque le gusta sin la fibra, a mi me gusta con todo.

Para rematar y decorar. Unos crutones de pan, un chorrito de aceite y un excelente acompañante, descubierto más bien en la cena (cuando llegó Nicko, repetí platillo ;) ¡¡Aguacate!!.

Excelente combinación de continentes, para darle aún más sabor.
QUE APROVECHE LA SEMANA!!,

CR









Photo mia cortesía by @galatealallorona

sábado, 6 de abril de 2013

Tu refri tiene algo que decirte.

¿HACE CUANTO NO LE PRESTAS ATENCIÓN?

Deberíamos estar más atentos a lo que nos intentan comunicar nuestras refris y sus habitantes. Si pones atención a algunos, incluso los escucharás suplicar para que hagamos algo con ellos o de una vez, les demos un final digno. Y de verdad que muchas veces es inspirador lo que sale al meter las narices (hacia más el fondo, mejor) de nuestras refris.

Pero en la mía, el único final posible de sus inquilinos es convertirse en felices kilos de más. Siempre intentando reinventar todo ese maravilloso reino, aún no clasificado por la ciencia, para que resurja en forma de platos y recetas que aún no tienen nombre.

A éste de hoy le vamos a poner algo así como: PASTEL DE VERDURAS Y CARNE PROVENINETES DE UNA FAR FAR AWAY OLLA DE CARNE (jaja. Bueno, tampoco es tan far, que queremos sobrevivir al intento).

En realidad hice la semana pasada una enorme Olla de Carne (sopa costarricence de muchas verduras, tubérculos y carne) y ya hasta Verano se cansó de sus huesos, así que mutó en dos platillos.

El primero, un Pozol Light, que me comí hace días y que su receta no vale la pena contar, porque básicamente era todo el maíz que quedó en el fondo de la olla, con limoncito y un poco de chile piquín. Ñami!!

Y la que si vale la pena contar, la receta que nos atañe. El Pastel Ave Fenix, que resurgió de los sobros de tan prodigiosa comida tradicional de mi tierra.












¿Qué lleva?

Para el puré.
Rescaté, en una elaborada hazaña, la papa, el camote (batata dulce) y la yuca, de la olla. Y un poquito del caldo que quedaba, para poder hacer el puré.

* Si usted es de las personas que sabe calcular y no tiene habitantes lejanos en su refri, puede hervir la papa, la batata (con piel) y la yuca, sin problema.

Mantequilla... insisto que no sea margarina, porque leí que la margarina está a una molécula de ser plástico. ¡¡A UNA!! y créeme que comerla no necesariamente te hará una Barbie.

Un chorrito de leche para el puré (yo uso de soya).

Para el relleno.

Carne molida. Ésta si que no fué la de la sopa, primero, porque la carne es algo que NO LOGRO DEL TODO QUE ME QUEDE BIEN y segundo, porque se la dimos a Verano.

Champiñones. Me encantan y se los pongo a todo :)

Brócili. Que estaba a punto de hechar raíces en la fresquita.

Zanahoria, Zuquinni, Albahaca y Cebolla.

Queso Manchego o Chedar.

Unos frijoles molidos que tenía en un tupper.

Sal, pimienta y orégano al gusto.

ENTONCES.
Calenté las verduritas y el líquido de la sopa y junto con un poco de mantequilla, leche y sal, las majé con un tenedor hasta que fueron puré. Está bueno de todas formas que queden pedacitos de verduras... y la piel o cáscara de las mismas ;p

Aparte, sofreí (me gusta esa palabra) las verduritas picadas previamente, con un poco de cebolla y aceite de oliva. Primero los champinnones, que ya saben, de la receta anterior, cual es el TOP SECRET para que queden perfectos y el brocoli y el zuquinni los puse al final, porque me gusta que queden duritos.

Una vez todas las verduritas ya estaban, les puse la carne molida, la pimienta, el orégano y de último la sal.

En un pirex o bandeja, previamente engrasada, puse una capa del puré y encima, los frijoles molidos que tenía. Sobre ésto, una capita fina de queso manchego.

Capa de la carne con las verduritas, de nuevo puré y de último, cubriendo todo, una capa más gruesa de queso manchego.

VOILÁ!!
El pastel de carne está listo y felíz de haber tenido un final felíz.

P.d. Si les sale un pairex inmenso como a mi, no intenten  reinventar algo con un pastel de carne reinventado. Sean buenos e inviten a alguien a comer :)

Cheers,
CR

El pastel.

Y un Verano Peligroso.




Delicia de banano en 15 minutos.

BUENOS DÍAS SATURNINOS.

La de hoy es una receta fácil, rápida y nutritivamente deliciosa, para desayunar o para acompañar el café o té a cualquier hora del día. O como un muy buen aliado de pocas calorías y muy nutritivo, entre comidas.

Nace de nuevo de mi obsesión por no tirar la comida y a manera de rescate de los bananos pochos, negros y a punto de convertirse en abono, si es que llegan a ese final tan productivo.

Los bananos, aunque se vean muy negros y asquerosos por afuera, aveces y depende de para qué, están en su mejor momento.

Antes, para no tirarlos, hacía jalea, de una forma muy sencilla. Machucándolos con unas gotitas de limón y azúcar, sobre una sartén a fuego lento. Mmmm!! mermelada recién hecha y sin conservantes para el desayuno.

¡Eso hacía! Hasta que el Pinterest me iluminó con una receta de galletas, que llevaba solo avena y bananos a punto de morir.

Claro, que yo la modifiqué, le metí, le saqué, hasta que hoy dí con la receta perfecta!!! Nicko puede dar fé de ello, que se las comió todas, mientras cerraba los ojos para degustarlas (cuando hace eso, es que lo que está comiendo está de muerte). ¡Me encanta cuando lo hace! obvio aún más, si es algo que he hecho yo :D










Entonces. Pim, pám, púm.... suenan los redobles.
¿QUÉ SE NECESITA?

Bananos muy maduros. Esos que se te van quedando y todos ven con ojos de desprecio.

Avena en ojuelas.

Azúcar moreno o mascabado. Es la que usamos en la casa, pero puede ser de la normal.

Arándanos o pasas, o ciruelas. Lo que tengas.

Nueces trituradas.

Y hoy le puse un poquito de yogurt natural y cacao en polvo.

Una pizca de sal.

MANOS AL PLATO. En un plato hondo se ponen los bananos en rodajitas, con el azúcar, el chorrito de yogurt y se hace un puré, como la papilla que le dan a los bebés y que tiene muy mal aspecto.

Luego, se le pone poco a poco la avena y una cucharada de cocoa. No se cuanta avena exactamente, depende de cuantos bananos hayas usado, pero básicamente que no quede la masa muy seca ni muy aguada. Que puedas hacer una especie de bolita, media viscosa, con la mano.

Una vez bien mezclado, se le ponen los arándanos y las nueces y se termina de revolver todo.

READY!!!

En un pirex o bandeja un poco engrasada, se hacen medio bolitas y se ponen en el pirex. Luego, con los dedos (limpios por favor) o un tenedor, se estripan un poquito para que queden más planas (a mi me gusta que queden gruesitas) y luego encima, a manera de decoración, le pueden poner una nuez o un arándano.

Tip mágico. Espolvorearles encima un poquitín de sal :p

Se ponen 15 minutos en el horno a 180º y CES'T FINI!!!

Son rápidas de hacer y más aún de comer. Quedan deliciosas.

BON PROFIT!
CR


jueves, 4 de abril de 2013

Recetas para compartir y que no se me olviden :)

ÚLTIMAMENTE ESTOY MUY COCINERA.

Como le descubrí el gusto tarde, pasa como con todas las cosas que te llegan tarde, te llegan multiplicadas por los años que te perdiste sin descubrirlo.

Eso me pasó con la cocina. Me fuí de Costa Rica a mis 27 años, sin saber freír un huevo y quemando la sopa de sobre (toda mi familia puede dar fé de ello). Mi hermana mayor siempre monopolizó la cocina y yo bastante contenta con eso, me dí a la tarea más facilona de lavar los platos... me quedaban rechinantes, ¡eso sí!.

En fín, que entonces no hace mucho descubrí el gusto por la cocina y ahora le estoy dedicando un poco de tiempo entre lanas, proyectos y Verano que se aproxima, de tanto en tanto, a cruzar los límites prohibidos de la cocina. Le meto toda la creatividad que puedo y mi toque de dirección de arte, porque como bien dicen los conocedores, todo entra por los ojos.

Así que aquí les vá mi segunda receta que publico, de tan buena que me quedó, que la dejo para la posteridad y para que no se me olvide.

CHALUPAS CON GUACAMOLE, CHAMPIÑONES BORRACHOS, RÚCULA Y PARMESANO.








Oh yea!!

Sólo se necesita:

Tortillas de maíz. Es más rico que sean suaves y hornearlas o ponerlas con un poquito de mantequilla a que tuesten. Si no hay tiempo, las tostadas de paquete y nos hacemos de la vista gorda ;)

Aguacate. Madurito para guacamole.

Cebolla. Picada finita para el guacamole y freír los champiñones.

Champiñones. De los enteros, porque si no son muy secos. En rebanadas gruesitas.

Limón. Para el guacamole y la rúcula.

Queso Manchego en tiritas finas. Puede ser Chedar (que derrita).

Rúcula. O ensalada de brotes tiernos.

Parmesano en polvo o rallado.

Sal, pimienta, orégano, aceite de oliva y balsámico.

ENTONCES. Se hace el guacamole estripando los aguacates con un poco de sal, limón, cebolla, orégano y pimienta al gusto.

Se pone la cebolla finamente picada en una sartén, con un poco de orégano y albahaca fresca. Inmediatamente se ponen los champiñones.

(Paréntesis)
Una vez en un avión vi random una de esas películas que nunca verías de otra manera. No contaré la historia, pero si, que saqué de ella un tip super importante. El SECRETO para que los champiñones queden espectaulares, es que ninguno caiga sobre otro al cocinarse. Cada uno que toque el sartén y se doren por los dos lados. INVALUABLE EL DATO.

Y bueno, a los champis se les pone un poco de sal y especias al gusto y casi cuando ya están, se sube el fuego y se les pone un buen chorro de cerveza o unas cuantas gotitas de tequila ;P

Por otro lado, si las tortillas son suaves, se ponen en el horno o con un poquito de mantequilla a fuego lento en un sartén. Vuelta y vuelta para que se doren un poco.

 Listo!

Se le pone el guacamole a las tortillas, encima los champiñones doraditos y mientras están calientes, las tiritas de queso chedar o manchego (derretirá un poco por el calor). Al final la rúcula previamente marinada*

*A la vinagreta de la rúcula le puse: Aceite de oliva, limón, sal y pimienta, balsámico y un chorrito de miel, para quitar el ácido. También sirve la jalea, de la que sea, siempre sirve.

Sobre todo ésto, queso parmesano en polvo... y BON PROFIT!

Para el postre, me queda pendiente subir la receta del BROWNIE CON ROMERO, ¡una barbaridad!

Chín-chín!
CR








Loading...

Datos personales

Mi foto
Bachillerato en Educación Media, Colegio El Rosario, San José, Costa Rica, 1999. Licenciatura en Diseño Gráfico, Universidad Véritas, San José, Costa Rica, 2004. Posgrado en Diseño y Dirección de Arte, ELISAVA, Barcelona 2008. Máster en Fashion Design, ELISAVA, Barcelona 2009. Cursos en Marketing de Moda y Cool Hunter, Escuela de la Dona, Barcelona 2010. Experiencia Laboral. McCannErickson Costa Rica, Dirección de Arte y copy. Julio 2003 a Febrero 2008. MRM, Barcelona, departamento de Arte. Abril 2008 a febrero 2010.